Atención telefónica: (+34) 616 635 356
Envío gratis en todos los productos

La firmeza y adaptabilidad del colchón

Que tipo de colchón es mejor para ti

Una de las partes fundamentales al elegir tu colchón, es la firmeza que más se adapte a tus necesidades , no existe un colchón que se adapte a todo el mundo.

Es importante saber que no necesita lo mismo un niño que una persona alta y corpulenta, cada cuerpo tiene una características físicas, al igual que la postura que adoptamos durante las hora de sueño es muy importante a la hora de definir el tipo de firmeza que mas se adapte a nuestras necesidades.

Así que toma nota de esta guía.

El peso de cada persona es importante a la hora de definir la firmeza, si eres una persona que se mueve mucho en la cama, si eres friolero, son características personales que definirán las características y la elección para comprar un colchón.

Firmeza

Efectivamente cuando se habla de firmeza, se habla de la fortaleza, solidez o densidad, y precisamente estas características nos la va a proporcionar el núcleo del colchón.

Firmeza Baja – Nivel 0 de 4

Los colchones con firmeza baja son muy dificil de encontrar, suelen ser fabricados bajo encargo, recomendamos para adultos de hasta 60kg o bebes de hasta 2 años.

Firmeza Baja

Firmeza Media Baja – Nivel 1 de 4

Los colchones de firmeza media baja pueden usarse por un adulto o joven ocasionalmente. Es la firmeza que empleamos en la fabricación de las colchonetas o troppers que solemos colocar en colchones de mayor firmeza para encontrar una adaptabilidad óptima.

Firmeza Media Baja

Firmeza Media Alta – Nivel 2 de 4

Los colchones con una dureza media alta son los mas comprados. Es la firmeza mas habitual al ser la firmeza recomendada para personas que pesen entre 80 y 110kg. Sin aparentes problemas físicos.

Firmeza Media

Firmeza Alta – Nivel 3 de 4

Este tipo de firmeza es la más recomendada para niños en época de crecimiento que necesitan que su columna vertebral este correctamente alineada, o personas que necesitan un soporte muy firme y resistente que garantice su confortort y durabilidad. En algunas ocasiones este tipo de colchones también los recomiendan los médicos especialistas para algunos pacientes con problemas de espalda concretos que requieren este tipo de firmeza durante el descanso.

Firmeza Media Alta

Firmeza Extra – Alta 4 de 4

Es el tipo de firmeza que recomendamos si eres una persona muy voluminosa, peso superior a los 120kg y no quieren sentirse hundidos. Este tipo de colchones suele fabricarse bajo encargo.

Firmeza Alta

Adaptabilidad

Por otro lado, la adaptabilidad nos la proporciona las capas superiores del colchón, la acogida. Y dependerá de los materiales y de la cantidad de centímetros que tenga en su composición.

Poco Adaptable

Los colchones de poca adaptabilidad, incorporan pocos centímetros de visco o están fabricados con viscoelástica de alta densidad “mayor dureza”, están recomendamos para adultos que no le gusta la sensación envolvente, son colchones que no se adaptan y por lo tanto ofrecen una gran sensación de apoyo.

Adaptabilidad baja

Adaptable

Los colchones adaptables, incorporan de 2 a 3 centímetros de visco son los más comunes ya que brindan suavidad a la vez que brindan el soporte necesario para dormir.

Adaptable

Super Adaptable

Los colchones de Super Adaptable, incorporan de 4 a 6 centímetros de visco, están recomendamos para personas que buscan que su colchón se adapte perfectamente a la forma del cuerpo para repartir los puntos de presión de forma homogénea.

Super adaptable

Máxima Adpatabilidad

Los colchones de máxima adaptabilidad, incorporan de 4 a 6 centímetros de visco en combinación de muelles ensacados, de esta forma conseguimos la máxima adaptabilidad. Recomendados para personas que tienen problemas para dormir, al tener menos presión del colchón sobre el cuerpo generan una sensación de dormir sobre una nube.

Máxima adaptabilidad

¿Qué es la firmeza y qué es la adaptabilidad?

En muchas ocasiones no diferenciamos firmeza y adaptabilidad, tenemos que tener en cuenta que cuando hablamos de firmeza nos referimos al núcleo y que cuando hablamos de adaptabilidad nos referimos a la parte superior, la que esta en contacto directo con el cuerpo humano.

Muchas marcas para simplificar la elección del cliente, simplifica la clasificación de los colchones y los catalogan entre suaves o firmes, o entre un nivel de firmeza del 1 al 10.

Desde Moisury preferimos hacer 2 categorías:

  • La firmeza
  • La adaptabilidad

Un ejemplo lo podemos encontrar en un colchón en el que incorpora un núcleo de firmeza alta y lo califican de “blando” porque percibe la sensación de adaptabilidad y de sensación envolvente gracias a sus varios centímetros de viscoelástica que se encuentra en la capa superior.

Desde Moisury siempre tratamos de orientar al cliente en función de sus gustos, preferencias, anatomía, forma de dormir, etc.

Directamente sí hablamos de firmeza pensamos que si el colchón es muy firme va ser muy duro, pero no tiene porque, puede ser un colchón firme pero adaptable.

Firmeza:

La firmeza del colchón la proporciona el núcleo. Una buena forma de medirlo es tumbándonos y observar que el cuerpo no se hunde en ninguna parte del mismo, especialmente en caderas y hombros, si esto ocurre es signo de firmeza.  El núcleo debe tener densidad y robustez para soportar el peso del durmiente, y a mayor peso o masa corporal del usuario, más firme y robusto debe ser, siempre y cuando no se sufran de dolencias músculo-esqueléticas. La premisa básica es que no se hunda con el paso del tiempo y que nos mantenga nuestra espalda recta.

Adaptabilidad:

Por otro lado, la adaptabilidad nos la proporciona las capas superiores del colchón. Esta dependerá de los materiales y de la cantidad de centímetros que tenga en su composición , que notemos una sensación más o menos mullida. La viscoelástica es un material muy adaptable y absorbente, especialmente si lleva muchos centímetros.  Elegir esto va a depender principalmente de gustos.

Hay quien busca suavidad y sensación envolvente para evitar presiones, y hay a quien no le gusta.

El truco está en elegir una buena combinación de adaptabilidad y firmeza que se ajuste a tus necesidades, gustos, anatomía, estado de salud y condición física. La firmeza de un colchón y la adaptabilidad son elecciones totalmente personales, un colchón no es mejor por ser más firme, o al contrario. No existe el mejor colchón. Existe el colchón que es mejor para ti.

Actualizando…
  • No hay productos en el carrito.
¡Hola! Si tienes cualquier duda, estamos aquí para ayudarte. Contáctanos directamente por Whatsapp.